viernes, enero 27, 2006

Lecturas en la Biblioteca de Santiago






Con motivo del lanzamiento del libro se realizaron dos lecturas en la Biblioteca de Santiago .






Martes 17 de Enero leyó el primer grupo compuesto por Víctor López, Alejandra Fritz, Christián Aedo, Nicolás Cornejo y Marco Yupanqui. Mientras que el Martes 24 les toco el turno a Raúl Hernández, Carlos Cardani, Edson Pizarro, Paola Barros y Eduardo Barahona





(en las fotografias: Raúl Hernandez,
Edson Pizarro y Eduardo Barahona)

jueves, enero 19, 2006

Marco Yupanqui

Marco Yupanqui (Santiago, 1978)

Ha Participado en variados talleres de la Corporación Cultural Balmaceda 1215.
El año 2004 recibió el Primer Lugar en los Juegos Literarios Gabriela Mstral, categoría inédito.
El año 2005 recibe la Beca de la Fundación Neruda
Actualmente estudia Licenciatura y Pedagogía en Física en la UMCE





ECO 1

Recuerdas, padre, los tiempos de abundancia
cuando teníamos el hocico hundido en el comedero
y mi madre como una gran vaca se desangraba

No tenía que saber
cuál era el color de los muertos.
Ahora entro a las carnicerías
y te imagino ensartado en esos garfios.


*


Eres la niña que corre
con su cuerpoi crudo, la que tiene sus párpados
hechos sábanas.

Ya no estás para cuentos.
Das vuelta por la pieza,
caminas en puntillas pero estás sola.
No volteas hacia atrás
Tus pensamientos son negros
Los maniobras en frío.

Crees ver a alguien en la televisión,
pero es tu silueta y te sabes gorda
Sueñas con un hombre
que canta en la ducha
pero recuerdas que sólo naciste
del sangrado de tu madre,
que hoy cogeas, como si una de tus piernas
se hubiese entumecido por falta de amor.


*


ECO 2

Me sueño mariposa llorando tras la puerta
Veo mis pechos negros,
adornados hasta desaparecer.
Espero al sueño en un pequeño tragaluz,
en el rincón que habito en esta cama.
Los días pasan envueltos en hojas de periódico.
Todo cuanto sé aparece ahí

Recuerdo que mi madre lloraba al amanecer,
que toda orruga gime en su capullo.
La memoria como un patio lavado por la lluvia
esconde caracoles.


Me sueño mariposa 1
doblo mi rostro entre las sábanas.

.
.
.
.
-------
1 Puede leerse "Me sueño caracol"

Edson Pizarro

Edson Evaristo Pizarro (Santiago, 1983)

Participó en los talleres de la Corporación Cultural Balmaceda 1215 monitoreados por Elvira Hernández, Germán Carrasco y Héctor Figueroa.
Fue becario de la Fundición Neruda el año 2004, y en el 2005 obtuvo una mensión especial en el Concurso Hispanoamericano de Poesía Revistas VOX / Amigos de lo Ajeno / Sala de Máquinas (Argentina)
Actualmente estudia Lengua y Literatura Hispánica en la Universidad de Chile.




LOS RINCONES
TAMBIÉN SE ALIMENTAN DE RECUERDOS



Es raro ver como esta silla se convierte en ataúd


En esta casa no sólo el tejado es de vidrio
sino también las paredes, las columnas,
el retrato del abuelo que se destiñe
como se destiñe siempre el color de las cosas
cuando cuelgan de la pared

El guardapolvos se desliza cual serpiente por los rincones
esquivando la vitrina y mesa de centro

Ceniceros, postales, figuas de loza:
Recuerdos de un lugar que nunca has visitado

Todos somos extranjeros cuando apagamos el televisor.


*


TRES PARTES

Metes las manos en los bolsillos
encuentras un cigarrillo quebrado en tres partes
Y lo curioso es que no fumas.
Tratas de recordar y vienen a tu mente
un encendedor con la piedra gastada,
ceniceros de mar humeante,
vasos plásticos, botellas de cerveza.
Estás rodeado de gente,
no has bebido demasiado
la compañia es agradable
pero te vas sin dar explicaciones.
Caminas
Noche, faros, gente, autos, frío, mucho frío
Metes las manos en tus bolsillos
buscando un puñado de calor
Pero encuentras un cigarro quebrado en tres partes
y sabes que no te pertenece
Da lo mismo, lo armas como sea
Pides fuego prestado
te detienes a esperar cualquier cosa
y lo único que sucede
es que estás sentado en una banca de plaza
fumando un cigarrillo sin historia.

Víctor López

Víctor López (Santiago, 1981)

Ha participado en diversos talleres de poesía impartidos princialmente en la Corporación Cultural Balmaceda 1215, entre ellos con Germán Carrasco, Leo Sanhueza, Andrés Anwalter y Javier Bello.
Participó en la reescritura de "Canto General" de Pablo Neruda, llamada "Desencanto Personal"
En el año 2005 obtuvo el Primer Premio en el Concurso Hispanoamericano de Poesía Revistas VOX / Amigos de lo Ajeno / Sala de Máquinas (Argentina)






Cuánto se puede estar esperando que las olas de la marea bajen
que el chico rubio del bodyboard tienda su toallita en la playa

Estar en un país sin mas remedio que esperar

Sacarse unas piedras negras de las uñas para que luego caigan rodando
en la tormenta que se inció entre el dormitorio y el televisor

Entre el dormitorio y el televisor hay ciertas líneas divisorias
que no son más que la naturaleza de un lenguaje que se pierde

Que se pierde como no se pierde siempre
la cresta de la ola al final del corredor

Estar aqui o allá al vaivén ser uno más en la larga fila del banco
donde no hay dirección, ni tampoco fila de banco

ya que todo alrededor de nosotros se ha venido mezclando con el paisaje


*


Quedarse a solas en el cuarto de tu chica
cuando ella ya se ha ido
no es presisamente una de las mejores ideas
estás ahí, en medio de la habitación tirado
observando enla pared fotografías de otros chicos
que posiblemente igual que tú
estuvieron en esta cama
y piensas algún dia de estos
cuando concluya el verano tal vez
tú también habrás de estar allí adosado
con los ojos detenidos
en un punto que ya no te pertenece


*


De un momento a otro el fin de semana termina
la droga se acaba

No será malicioso ponerse a pensar
Que ya no hay más que un soplo de miel y anís

Entre la habitación de huéspedes y los corredores

Zapatillas, llaveros, prendas íntimas
También fueron parte de esta pequeña felicidad

Raúl Hernández

Raúl Hernandez (Santiago, 1980)

Ha participado en varios talleres de la Coropración Cultural Balmaceda 1215.
Algunos de sus poemas han sido incluidos en las antologías "Temporadas" (Balmaceda 1215 ediciones, 2001) y "SIC" (Valente editores, 2003)
Ha publicado los poemarios "Smog" (Colección Profiláctica, 2004), "Mis dedos digitando sobre la mesa" (Ave Rock, 2005) y "Poemas Cesantes" (Calabaza del Diablo, 2005)
Ha recibido la beca Fundación Neruda (2002), el premio Taller Biblioteca Nacional / Fundación Mustakis (2003), la beca de Creación del Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2004) y el Primer Premio en el II Concurso Nacional de Poesía Chilectra (2004).
Coordina el área literaria del Centro Cultural Espantagruelico (www.espantagruelico.org) y escribe una columna mensual en la revista virtual Escáner Cultural (www.escaner.cl)




DISEÑO GRÁFICO

Pablo de rocka come y come
mastica los huesos de un asado
es un póster que llevo hecho tubito
sacado de la pared del Pedagógico
y lo voy a pegar en mi pieza
porque está bien diseñado
y tiene ese estilo inquieto del rock.


*


NO DEBERÍA ALEJARME

Los patines con alas
en el polerón Playboy
que lleva mi padre
en una foto
sacada el año 1982
parecieran
resaltar la imagen.

Mi padre
contemplando el horizonte
inalterable como ahora
que ve un partido de fútbol
en el canal 7
mientras lo observo
sentado ebn un sillón.

Y de pronto
voltea hacia mí
y ahora soy el observado.

Nos miramos
nos dejamos mirar.

y vuelvo a la foto
donde tambien aparezco
a su lado de la mano
sintiendo
que no debería alejarme.


*


LA CAMA EN DESORDEN

Y tú sentada en el suelo
observo la luz
que atravieza la ventana
para llegar a tu mejilla.

Y me decías que que la muerte
ya no te aconsejaba
y que habías conseguido el primer disco
de Lucan Prodan
con un vendedor post-adolescente
del persa Bío-Bío.

Pongo el cassette.

La luz también
iluminaba tu pelo.

miércoles, enero 18, 2006

Alejandra Fritz

Alejandra Fritz (Santiago, 1982)

Ha participado en los talleres de la Corporación Cultural Balmaceda 1215, monitoreados por Juan Pablo Sutherland, Germán Carrasco, Hector Figueroa y Andrés Andwanter.
Becaria de la fundación Neruda durante el año 2005



*


Siempre hay tiempo para todo
para que mi madre llegue
convirtiendo el desorden de la casa
en un drama familiar
para que lloremos todos juntos
mi padre sepa de una vez por todas
que uno de nosotros fue violado cuando niño
y terminen los dos comiendo
un trozo de carne muerta
que no es más que eso
un plato lenos de recuerdos sin sabor


*


Resulta extraño
verte lavar las sabanas de tu madre
minucioso peocupandote que ninguna flor
sea más roja que la del resto del estampado

Con vergüenza busco las pantaletas
que sin vergüenza bajarn la cama

Sentada culpable sobre el colchón
espero entres al baño
me visto rápido
y tomo la mochila

camino sola

creyéndome puta, tonta y embarazada


*


Todos exhiben
jardines colgantes de pena
en las fachadas de los edificios
enmarcados en anchas ventanas
tratan de sacar la cabeza
afirmando la cortina
que no se cierre
pero que no entre el sol

así viven
en grandes acuarios
departamentos inundados
dentro caballos de mar
algunos
cambian de femenino a masculino
de vez en cuando

Nicolás Cornejo

Nicolás Cornejo (Santiago, 1979)

Actualmente estudia Licenciatura en Letras en la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Ha participado en talleres de narrativa con la Señora de élite; otro de poesía en un Hogar de Ancianos y un taller de guión cinematográfico.
A la fecha intenta, sin prisa, redactar biografías.




PIROTECNIA

Podrán por puentes pasar personas perdidas
pobres paseando por pabellons privados
pesimistas parloteando permanentemente pesares prístinos

podrán putas pasar por pasajes
pareando países púbicos

podrán párrocos pudientes pedir pergaminos pérfidos
personas piadosas
para pajearse / pisar piernas / permitir penas
pensar pelicula porno (princesa prisionera penetrada)
pareciendo paganos pecadores pichuleros
papi papito papi
pellizca
php php pellizca

pacíficos piden protesta
¡Paz, Paz! pásame paz paséame

piromanos prenden palacios prenden paraguas
persiguiendo pulpos -puercas palomas-
perfumando pisadas perennes para permitir
pie para pantanos
parques playas purgatorio

poeta perito pisoteaste perlas perdidas
pagaste penitencias perforaste pieles
preparaste palabras podridas para participar
pidiendo pesos puliendo propios pedestales
pidiendo plata plomo pistolas
para perpetuar parpadeos primogénitos

pregunto:
¿podrán patriotas perfectos / pacos paleando presos
párrocos pudientes / próceres pletóricos
permutar poesía para pedir perdón?
pico
pico pal poeta.


*



HIBERNACIÓN

Fui a comprar leche
y volví con kilo de pan huevo cebolla

Entré al dentista por un colmillo
pero salí con tres tapaduras

Estuve en el registro civil
y me bautizaron dos veces

Llegué a la oficina de objetos perdidos
en busca de mi abrigo verde
y regresé con una máquina de afeitar + teléfono

Mañana iré a la casa de mi madre
A ver si vuelvo con un hijo

Carlos Cardani

Carlos Cardani Parra (Santiago, 1985)

Ha participado en varios Talleres de la Corporacion Cultural Balmaceda 1215, monitoreados por Juan Pablo Sutherland, Gonzalo León y Hector Figueroa entre otros.
En el año 2004 es llamado cumplir el Servicio Militar Obligatorio en la árida zona de Arica, pero fue dado de baja por razones de salud. Esta experincia infuenció su poemario inédito "Raso".
Actualmente cursa estudios de Técnico Bibliotecario en la UTEM.



RASO

(fragmetos)


Yo soy su comandante de escuadra
Sólo se dirigirá a mí diciendo
Permiso para hablar con usted mi cabo Parra
Responderá todo lo que pregunte
Hará todo lo que diga
Todo lo que sale de mi boca
O es una verdad o es una orden
No quiero desertores
No quiero calambrientos
Sólo doce zorros con bozal


*


Aqui no hay nada que libere
Algún tipo de olor
Salvo el tufo de los himnos
Y el de la transpiración
Que se hace barro con la arena

Sin embargo cada uno de nosotros
Respira siente huele ese olor a muerte
Ese que no es de gusanos en las viseras


*


Hoy nos pasaron una tenida de combate nueva
Todos quieren lucirla cuadrados
Marchando lo mas elegantes posibles
No es para estrenarla como mi Mayor manda
Sí, porque ahora se nos hace extraño
Agradable llevar algo limpio sobre el corazón
Aunque sea el EJÉRCITO DE CHILE



Paola Barros

Paola Barros (Santiago, 1982)

Participó en Talleres de la Corporación Cultural Balmaceda 1215, monitoreados por Juan Pablo Sutherland, Germán Carrasco y Hector Figueroa (2003-2004).
Es Coordinadora de la red latinoamericana de creación literaria "Latigo" en Chile, colectivo autor de las "Sesiones de Látigo", lecturas poéticas realizadas en dos ocasiones durante el año 2004 en dependencias de Balmaceda 1215 y la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) respectivamente.
Actualmente cursa la carrera de Psicología en Universidad ARCIS.




BOLIVIA

Tengo dinero guardado en el clóset
una roca disuelta en fragmentos de colores
volveremos a esa playa este verano
a sentarnos en la arena
y silbar melodías
a llorar de borrachos.

Despertaremos desnudos y calientes
dejaremos en el mar
un año entero de fatigas.


*


IMAGEN

Un ombligo guardado
en el centro de un pañuelo gris

imagen vital de las enemigas


*


MARIO

Mario conduce ebrio
la escuela queda en la otra dirección
se han congelado mis rodillas
estoy incrustada en la puerta.

Mario acelera en busca de alimento
compra leche
alcohol para regresar a casa
sentarnos, beber en silencio.

Mario no soporta dormir solo
le gusta que acarice su cabello
y dormir acurrucado en mi vientre
no entiende el roce.

Mario tiene cintura de mujer
Y respira agitado mientras duerme

Eduardo Barahona

Eduardo Barahona (Santiago, 1979)

Ha participado en talleres literarios en el Centro cultural Balmaceda 1215 con Lilian Elphick, Juan Pablo Sutherland, Germán Carrasco y Hector Figueroa.
Fue invitado al proyecto de eescritura del "Canto General" de Pablo Neruda titulado "Desencanto Personal" (Cuarto Propio, 2004), donde publicó "Dos Ciudades".
Es coordinador de de la red latinoamericana de creación literaria "Latigo" en Chile, colectivo organizador de las "Sesiones de Látigo"
Ha publicado "Fábulas del Emigrante" (Contrabando del Bando en Contra, 2005) y participado en lecturas públicas, como "Poquita Fe" (2004).
Es Licenciado en Lingüistica Aplicada a la Traducción con mención en Inglés y Japonés por la Universidad de Santiago de Chile. Actualmente realiza un Magíster en Lingüistica con mención en en Teoría del Aprendizaje del Idioma Inglés en dicha universidad.




[SE DEJÓ ESTAR]
ME HE DISUELTO Y ME HE CONVERTIDO EN TODO LO IMAGINABLE
FÁBULA REPENTINA ESCRITA SORE AGUA



¿cuál es mi aporte en todo esto?
¿si escribo y hago lo que me dicen?
¿cuál es la meta y la fusión?

cuando me preguntan:
¿por qué no cambias esto por esto otro?

creo cosas y artefactos para mí
mis pequeños terrenos
no me predispongo para aceptarlos ni a mí ni a ellos
sólo miran los alucinados opinando

creo bestias de vez en cuando
sobre un movedizo borde cercano a mis labios
cada vez que que recorro los pasillos
de mi casa
de aquel deseo insistente
cansino
el hambre
de utilizar los más variados objetos para comer

en la tierra menudente
siempre soy extranjero
los ciudadanos son amigos a veces
el tráfico se produce cada una hora
entre tú y ellos
nosotros
somos un puesto de aduna en el hielo
uno de esos que se derriten a veces

dicen:
los caballos entregan demasiado
muestran el culo ofrecido al que quiera calentarse
balancean la cola seductora
se voltean a mirar con esa invitacion en los ojos
se entregan demasiado

podría ser animales de fábula
me gustaría ser como el perro callejero
que se chupa el pene cada vez que le arde
frente a mis ojos
y abrir mis piernas cuando quiera

los perros recién nacidos muerden desde el primer día
el acto innato
desde un intento primaro por coger sedimentos de la calle
hasta el desorden absoluto de las células y sus dominantes
en busca de de aire para convertir en furia
un poco de paz
aquella canción que los deje exhaustos


sailing alone around the room
seeing eye dog
man
me



un perro pellizcándose el ano con sus dientes amarillos

un caballo furioso con su crin perfectamente rasurada

un gato partido por la mitad



les repito:
no estamos psicológicamete aptos para la defensa



Christian Aedo

Christian Rubén Aedo J. (Santiago, 1976)

Ha participado en diversos talleres de la Corporación Cultural Balmaceda 1215; poesía con Sergio Parra, Héctor Figueroa y Germán Carrasco entre otros. Dramaturgia con Flavia Radrigán y narrativa con Juan Pablo Sutherland.
Compositor y guitarrista en la banda de música experimental "Proyecto Feliz", es actor de de peliculas triple equis medio tiempo.
Fue bacario de la Fundación Nerúa durante el año 2005.


PORNOESTAR

(fragmentos)

*

En un partido de tenis femenino
la arquitectura de los cuerpos se moldea en una blusa húmeda
una faldita cómplice que a ratos deja ver
entre los muslos sudorosos un trocito de calzón
mezclado con los gemidos de cada raquetazo
el ritmo en la muñeca
quebrándole el servicio a la soledad
derramándola aceitosa sobre un sillón para ver televisión

*

Inútiles como una mancha de semen en el piso
los
videos porno bajo la cama
se deslizan en silencio por la noche
fotografías de otra época
apoderándose de la pared

Y esto no significa
nada más que eso

Al Parecer todo es el recuerdo de una buena película
la simetría infinita de los cuerpos impresos en papel
los juegos con la Polaroid
y las poses copiadas de Ron Jeremy

Todavía no acaban en la memoria

*

En el porno las cosas pasan
quizás como deberían suceder
sin dialogo, una cadena de acontecimientos infantiles

Un tipo encuentra a una mujer desnuda en la playa
se acerca pidiendo referencias
esta perdido
Ella pone el miembro en su boca
al rato aparece un vendedor de helados y todos se divierten

Convulsionándose
En una masa oscilante de extremidades que brillan al sol

Diluyéndose como los granos de arena en la pantalla.



miércoles, enero 11, 2006

Presentación libro

Una experiencia departamental

En octubre del 2004, comencé a reunirme con diez poetas jóvenes en mi departamento, ubicado en calle Monjitas. Además de ellos, estaban Víctor Hugo Díaz y el editor de La Calabaza del Diablo, Marcelo Montecinos, quienes las oficiaban junto a mí como coordinadores. Cada sábado, cerca de las 4 de la tarde, salía de La Nación Domingo, donde trabajaba como corrector de estilo. Cada sábado, cerca de las 5 de la tarde, comenzaban a llegar los poetas. Sin embargo, sólo cerca de las 6 se iniciaban las sesiones, porque algunos venían de repararse de sus respectivas resacas, otros de sus trabajos y a uno hubo que intentar rescatar de la Love Parade del año pasado, sin éxito.
Hasta febrero del 2005, cada poeta trajo una propuesta y la discutimos durante una, dos y hasta seis horas. La idea era que en cada sesión habláramos de dos propuestas, de dos poetas. Por supuesto, también hubo alcohol y excesos. Las opiniones fueron duras y, en mi caso, debo reconocer que lo fueron un poco más. Recuerdo que una vez Marcelo Montecinos me apartó a un lado y me dijo que no podía tratar así a los cabros. Tratar así a los cabros era decirles que sus poesías sonaban a letras de Sandro o Camilo Sesto. Lo que no sabía Montecinos era que, para mí, ellos no eran ningunos niños. Tratar así a estos jóvenes, que hoy están acá, era confiar en que podían mejorar, en su condición de poetas.
En la discusión, ciertos argumentos parecían más maduros que otros y, por cierto, determinadas actitudes me provocaban admiración y, otras, desprecio. Esto en el plano ético o moralista, como ustedes prefieran. Mi idea de prestar mi casa para un taller era inculcar que un premio o la consecución de éste no tenían ni tienen nada que ver con la poesía. La poesía no está en el lobby ni en las relaciones públicas. Obviamente, esto no lo entienden ni Gonzalo Rojas, ni Raúl Zurita ni Germán Carrasco. Todos ellos están en una loca carrera por el Premio Nobel. Propongo que cambiemos el paradigma, que disfrutemos la poesía.
Pero “de dónde vienen las historias”, como dice en su ensayo el escritor inglés de origen pakistaní Hanif Kureishi. O más precisamente, de dónde vienen estas poesías contenidas en “La gran capital”. De la experiencia propia, contestó Kureishi. La experiencia no sólo incluye a la vivencia, sino también a la lectura o a la mirada de la que habla Víctor Hugo Díaz en la contraportada. Por eso y más, estoy convencido de que la intertextualidad es una simple excusa para el plagio y el plagio no estimula las mentes jóvenes.
Confío, por último, que de este libro-taller, de este libro-objeto, que cuyo único objeto siempre fue la poesía, se transforme en el puntapié, en la PLR para que todos estos jóvenes poetas -desde Aedo a Yupanqui- se consoliden como voces nuevas en el panorama de la poesía chilena.

Gonzalo León

lunes, enero 09, 2006

Contraportada

Elijan su lugar en la mesa (en la foto) –no hay mesa, todas ocupadas, les decían. Así van llegando, de a uno. Antes en casa , se traza el recorrido, antes de salir al patio net de las calles de “La gran capital”.
Llegan, suena el timbre. Entre todos se teje el plan, el plano, el texto, con distancia lúcida para ver bajo el mapa turístico. La experiencia se aparta del suceso, importa la urgencia de escribir hoy con los ojos bien abiertos y lupa en mano.
Suena el timbre. Hace rato esperaba, esperábamos una palabra (pifia) sólida, digo material y visible, no líquida ni gaseosa, no la que hace cabriolas en el aire o patina en la superficie acuosa de “proyectos” que suenan, sueñan y cantan, pero que no se corporizan en una luminosa y punzante acidez (digo acidez situada, poesía situada).
En esta muestra la óptica es diversa pero se toma partido: concreción narrativa, montaje, edición y la difícil virtud de hacer de lo familiar algo enigmático.
Los textos confirman la necesaria cualidad de poder escribir sobre cualquier objeto, en su dimensión simbólica, con el vigor de la sorpresa, la visualidad y el sentido crítico de lo actual.
Aquí la ciudad, afiche de esta cultura, se revitaliza y sirve como telón de fondo y pretexto para escribir poesía.
Aquí se comete realidad, realidad pública, falta pública, en un lenguaje independiente, privado e individual.

Víctor Hugo Díaz.
coordinador de este libro-taller
junto a Marcelo Montecinos y Gonzalo León